Guatemala avanza hacia REDD+, dice la UICN

08 December 2011 | Media statement

Durban, Sudáfrica, 8 de diciembre de 2011 (UICN) – El Instituto Nacional de Bosques de Guatemala (INAB) ha reconocido derechos más amplios de tenencia de la tierra para los pueblos indígenas y las comunidades locales, permitiendo que estos grupos puedan acceder a los beneficios y pagos de la Reducción de emisiones derivadas de la deforestación y la degradación de los bosques (REDD+), dice la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza).

El Programa de Incentivos para Pequeños Poseedores de Tierras de Vocación Forestal o Agroforestal (PINPEP) es parte ahora de la estrategia nacional de REDD+ de Guatemala. Ya está invirtiendo el 1% del presupuesto nacional ─cerca de USD40 millones por año─ en acciones orientadas a resultados para la gestión sostenible de los bosques, reforestación, restauración forestal y agrosilvicultura. Esto beneficiará a los propietarios de pequeños bosques y tierras agroforestales de menos de 15 hectáreas por beneficiario. Mediante el acceso a los fondos internacionales de REDD+, PINPEP puede aumentar su impacto, tanto para la conservación de la biodiversidad como para el bienestar de las personas.

"Tras varios años de preparativos, algunos países están avanzando a todo vapor con sus estrategias de REDD+", afirma Stewart Maginnis, Director Global de la UICN. "Guatemala ha hecho grandes progresos y demuestra al mundo que el desarrollo de marcos legales en estrecha colaboración con las comunidades indígenas y locales puede ayudar a proteger los bosques y beneficiar los medios de subsistencia locales. Esto facilitará el acceso de las comunidades guatemaltecas dependientes de los bosques a los incentivos de REDD+ para la protección, la gestión sostenible y la restauración de los recursos forestales”.

Después de seis años de prueba, el Gobierno de Guatemala aprobó formalmente el programa PINPEP, lo cual permitirá su adaptación como un mecanismo de REDD+. La UICN ha participado activamente en un proceso a través del cual pueblos indígenas, organizaciones comunitarias, entes gubernamentales y organizaciones de la sociedad civil están abocados a convertir PINPEP en un mecanismo de REDD+ equitativo y rentable.

"En un principio, los incentivos forestales solo reconocían las propiedades registradas legalmente, pese a que la mayoría de las comunidades y pueblos indígenas poseen sus tierras bajo sistemas tradicionales de tenencia", señala Josué Morales, Director de Bosques de Guatemala. "El mecanismo recientemente propuesto, que forma parte del programa PINPEP, aclara y reconoce la propiedad sobre la tierra a través de todo tipo de derechos: documentos históricos, títulos supletorios, propiedad, tenencia de tierras y territorios indígenas. Si bien esto es muy significativo para REDD+, en muchos países es cuestionado por la gran inseguridad que afrontan los pueblos indígenas y las comunidades de los bosques en términos de los derechos de propiedad y tenencia de la tierra”.

"El índice de pobreza en Guatemala es uno de los más altos de América Latina; se estima que el 54% de la población vive por debajo de la línea de pobreza, de acuerdo con un informe publicado recientemente por el Instituto de Estadística de Guatemala", apunta Amauri Molina, Director Adjunto del INAB. "La aprobación del mecanismo de PINPEP ha permitido al Gobierno embarcarse en la reforma de la gobernanza. El reconocimiento de los derechos tradicionales puede crear incentivos para la reducción de la deforestación y degradación de los bosques, además de generar opciones relacionadas con empleo e ingresos y adaptación al cambio climático para las comunidades rurales y los pueblos indígenas, que suelen ser los más vulnerables".

"Guatemala está demostrando al mundo que no es necesario cambiar todo el marco jurídico para  implementar un mecanismo de incentivos que reconoce los derechos de los pueblos locales y les ayuda a responsabilizarse de la gestión forestal. PINPEP demuestra cómo el reconocimiento de los derechos dentro de un marco existente puede ayudar a los propietarios forestales a asumir su responsabilidad y rendir cuentas con respecto a la implementación de incentivos. Esto es algo que otros países también podrían hacer como parte de sus procesos de planificación de REDD+", dice Consuelo Espinosa, Encargada de Bosques y Cambio Climático de la UICN.
 

For more information, please contact:

Brian Thomson, Media Relations, m SA +27 74 186 8665, m CH +41 79 721 8326, e brian.thomson@iucn.org
Daniel Shaw, Media Relations, m SA +27 74 184 7969, m CH +41 79 345 1404, e daniel.shaw@iucn.org